viernes, 24 de julio de 2020

Que todos estos meses de silencio no dicen nada


Modelo de mascarilla completa para recibir los martes por la mañana, o cualquier otro día o tarde calurosa. Muy indicada en personal tímidas que no se atrevan a dar la cara. O para hombres de pelo en pecho que no se han afeitado y no quieren raspar las mejillas ajenas... o la mariconada esa de codito-codito, saludito de moda.
Y dicho lo cual, he aquí que he vuelto. Desde aquel 12 de marzo en que nos encerraron para ajercer de sufridores en casa. Y lo han conseguido. Puedo decir que he desarrollado una Agorafobia mayúscula, como más-yús-culo es mi Misantropía, que no me entero de la Misa la media... Hace mucho que no asisto, ni insisto en ello. Me la refanfinfla, el tema se quedó ahí aparcado sine die. Ahora lo que prima es eso de dar la cara. Pero ya me ves, con la cara tapada y recién levantao... No salgo, no salgo y no salgo. Ahora lo hago porque me da la gana. Ahora que puedo salir, no quiero. Es lo que pasa cuando te obligan a algo y te asustan, que vas y te lo crees.
Hola, sigo en casa. Pero ahora me conectaron el Internet, esa es la única diferencia desde aquel 12 de marzo de 2020.
...................
Juan Rodort, 2020



1 comentario:

  1. Voy a comentarte algo, que la vida continúa, pero nos han privado de unos meses de un sinvivir en mí y tanta dicha espero, que muero porque no muero... en el intento, pero NO salgo de casa, ni obligado.

    ResponderEliminar