miércoles, 13 de noviembre de 2019

No-vi-embre u hombre...

No vi hombre más guapo que el aposentado sobre las revistas culturales que le hacían a él mismo más cultural, más escultural (por más que pareciera que las cagaba y no se sentaba en ellas, pero eso es una grosería y una guarrada soez y malintencionada). Los pelirrojos siempre me han atraído. No es totalmente pelirrojo, pero bastante por delante, por esas partes que se han censurado porque ya se sabe lo que pasa con el desnudo frontal masculino: censura y reprobación o sanción según dónde se le ponga; aún advirtiendo que podría "herir susceptibilidades" o nuestras-ceptivilidades, lo mismo da que da lo mismo. Por delante o por detrás, llegará un momento en que todos iremos vestidos o travestidos con camisas de fuerza o a la fuerza (ahorcan) para tapar pudibundeces que dicen los pacatos. Y de esos no voy a hablar, que al Diablo, ni mentarlo... Pero ¿quién es diablo y quién es dios o ángel o demonio? Lo bueno-malo que va intrínsecamente unido y no se puede desleír.Comer y cagar, todo es empezar. Esa es la esencia de la vida ¿no? O tal vez sea eso de follar o fornicar o hacer cositas guarrindongas con el duodeno posterior o anterior, según gustos y apetencias... Y llegado a este desbarajuste de palabras diarreicas, pues termino con el título: No-vi-embre u hombre...
..................... 
Juan Rodort, 2019

1 comentario:

  1. Redunda, redunda el agua redunda que no retumba. Agua pasada no mueve molino (de los de agua de antes, cuando se molía el grano). Pues eso, que redundo...

    ResponderEliminar