martes, 5 de febrero de 2019

Muchachos bragados (en bragas)

Pues eso, que en bragas todo el mundo (gay masculino, claro), que no se puede enseñar otra cosa que el bulto o paquete o paquetazo, pero sin exagerar que entonces se hace "explícito"; mira tú, como si uan polla, pito, pene o zocotroco fueran cosa de extraterrestres o de circo o monstruos de feria (alguno puede que lo sean) y que haya que tapar "las vegüenzas" (masculinas, por supuesto) para que el casi extinto soporte digital donde nos soportamos no nos lo haga sufrir de hiel o con la cucecita que lleva a cuestas o pegada como una insignia o medalla de buena conducta y mirar con filtros siempre en esas partes pudendas, que ya no es eso de el que pueda, que enseñe... No, el que pueda mostrar, no puede porque so le dejan.
Y así se ha convertido este mercado en un mercadillo de la braga. No hay muchacho o gentilhombre que no salga ya con su braga puesta, tapando "eso" de lo que ya ni se habla. Y eso que en miles de años de historia humana seguimos tan primitivos como al principio, pero con Internet a cuestas y muchas bragas puestas, que no falten.

Que se lo digan a estos apuestos artistas de la época (a la que hemos vuelto, dos siglos atrás, sin ir más lejos), que se lo digan a ellos: ¿dónde has comprado esas braguitas tan monas, corassón? Pues yo también quiero pero con el lacito, haciendo juego... ¡Más marica, imposible!
O sea, muchachos bragados (en bragas).
.....................
Juan Rodort, 2019



2 comentarios: