viernes, 17 de marzo de 2017

¿Surferino color o culo surfero?



La tarde quedó en solferinocolor

               La tarde quedó en solferino color
y un chisporroteo de pájaros borró la tormenta;
tus ojos volvieron al recto cénit
sin recordar mis ojos llenos de impaciencia.
Anochece a marchas forzadas, mientras
una melodía de violines encendidos,
apretados en piloso abrazo de un nuevo amante,
cierra las cortinas del lecho que aguarda.
........................
© Juan Rodort, "Poemas recurrentes" 2015

Muro de Alcoy


Y el culo del surfista que surfeaba supuestamente antes de yo llegar a esa playa estaba ahí, desnudo debajo de su ajustada prenda que más que taparle le realzaba las prominentes redondeces, globos, ebúrneas esferas de carne englobada en neopreno textil húmedo, chorreante de salitre, esperando manos, bocas, dedos que hurgasen sus mórbidos contornos... No tuve tiempo de disparar mi cámara y solamente mis ojos fueron testigos mudos de tal esplendor satinado de niebla en la mañana neblinosa sin ningún parecido al color del poema pero sí a cierta definición encontrada en Google:
"Constituye la armonía entre el sol y su fulgor, solferino hace rememorar la esperanza que renace entre los pueblos y entonar los aires de la libertad. Es el color mismo de la armonía".

Y es muy acertada para dar idea de la sensación emocional de la visión de aquel culo enfundado en neopreno y en movimiento ondulatorio al compás de neblinosas olas que restallaban en mis oídos más que verlas en su enceguecido velo de densas nieblas del norte atravesando el Cantábrico en la mañana desnuda... también.

........................
© Juan Rodort, 2017

1 comentario: