martes, 28 de febrero de 2017

Martes de Carnaval (auténtico día)


A quién le importa que hoy sea el verdadero y auténtico Martes de Carnaval, Mardi Gras, Día de Andalucía o simplemente 28 de Febrero... Cuando ya se han celebrado los ni se sabe cuantos Bailes de Carnaval la semana pasada o los siguientes fines de semana que les viene muy bien a las empresas que venden turismo de moda en las Islas Canarias, o en Venezia (este año no me he molestado ni siquiera en mirar cuando ha sido, es o será el Carnaval de Venecia... Recordar aquel año en que Joan Carlos llegó a Madrid procedente de esos famosísimos carnavales, después de días de tórridos encuentros en los rincones, calles, piazales y demás recovecos o donde quiera que le pillasen, allí se lo cogieron (en la más pura aserción mejicana de esa palabra). El caso es que llegó a Madrid totalmente cambiado. Cuando a él no le iban más que los pipiolos barbilampiños, los muchachos de diseño y estilizados cuerpitos de anoréxica silueta, cuando él se marchó a Venecia era inaccesible para mí... A la vuelta cayó como una perra en celo (con perdón canino), cayó en mis peludos brazos y entre mis piernas velludas pidiendo perrerías que no tuve otra que concederle, algo mosqueado por sus alaridos de gozo y placer ante mis manotazos y demás "caricias" a palma abierta descargadas a tortazo limpio en sus blancas carnes ahora ávidas de ser mortificadas. Vamos, recuerdo estos días (aunque las fechas no coincidan con las actuales, pero era final de Carnaval, seguro). Joan Carlos se excitaba con "Yacutín", echado directamente sobre sus redondos y rubios güevos. Eran otros tiempos en los que habia que estar preparado para todo tipo de contingencias y tener un pequeño arsenar de botica en casa para antes, durante y después del "acto" porque andaba cada sujeto por esos bares de ligues de Chueca... que cuando no te habían pegado unos "pipis" era algo mucho peor y doloroso de curar... No voy a ser ni descriptivo ni desagradable, que bastante con lo que soportamos con estos gobiernos (o desgobiernos) que nos han tocado (las pelotas pero sin ninguna excitación, por supuesto) y cometen los mismos propósitos que yo le hice al Joan Carlos: joder, joder y joder (la política jode mucho, sobretodo a los que la debemos soportar por activa o por pasiva). Pero lo políticamente correcto en el caso de Joan Carlos es ese cambio súbito de gustos y vicios (el suyo se convirtió en un vicio, perversión, lujuria desbocada por el sexo guarro y duro mientras más, él quería mucho más...). Y debe confesar que obtuvo lo que quería: yo se lo di al año siguiente en otro Martes de Carnaval (auténtico día).
.........................
© Juan Rodort, 2017

viernes, 24 de febrero de 2017

El rey desnudo o el traje nuevo del emperador


Disfraz ideal para bolsillos acordes con la economía actual, basta con una sábana bajera o superior, un trapo largo o similar, visillo o cortinilla que esté en desuso para echarlo encima de la cabeza y de aquesta guisa salir a la calle sin más vergüenzas, que para la cantidad e sinvergüenzas que nos rodean, no va a desentonar, seguro. Claro que el palmito del modelazo de esta foto no deja a nadie insensible a su belleza expuesta en los medios o bajo-medios colganderos. Él es así y al que no le guste que mire para otra parte o que no mire, que el pasear es libre y en este país de piel de toro (antes por lo menos) está permitido el nudismo público, siempre que no se haga apología de genitales levantados en antiguo ademán... ya olvidado, con la mano diestra en saludo imperator romano, o duce romano, o mano en alza como queriendo avisar a un taxi de que le pare. O parado, a la usanza de la otra orilla atlántica que nos significa cosas vergonzosas por estos lares o aquellos cuando nosotros les hablamos en román paladino (algunos todavía se creen en la puridad de la lengua). Y siempre habrá un infante vengador (helo, helo por do viene...) que descubra el pastel: "Pero, si va desnudo" y el cuento terminará con su moraleja, escóndete, que viene la vieja... Para más informaciones sobre el cuento infantil que viene de relato cuasi medieval, oriental o vaya usted a saber de dónde viene, convirtiose en cuento infantil quitándole lo álgido de la desnudez y dejándole al sujeto regio en camisa (no de once varas, por supuesto). Pues consultada Wikipedia nos aclarará nuestras dudas, yo siempre lo hago, consulto a las Redes Sociales, después hago de mi capa un sayo... Y a vivir, que son unos pocos días. Con una mano delante y la otra detrás, que así es como nos deja la Administración en nuestros fueros internos, que fueros ya no quedan (El Fuero de los Españoles, ¿dónde quedará?)...
Yo, hasta después del Carnaval no estaré disponible por este ciberespacio; a mi regreso será la Cuaresma esa que decían las pobres gentes: "Cuando hay para carne, es Cuaresma"...
.........................
© Juan Rodort, 2017

miércoles, 22 de febrero de 2017

Antes muerto que sencillo... pero marica, siempre



Pensaba también ir al desfile de Carnaval vestidito de tutús plastificados (izquierda de la parejita, no, el otro no es mi marido) porque el rosssssa me sienta fatal de la muerte y el verde hoja tierna va mejor con mis barbas ¿verdad? Pero el otro día estuvimos comprando cosas de jardinería en AKI y no pude resistir la tentación de probarme unos adminísculos que me quedarían genialitos para completar mi atuendo. No creo que tengan que llegar los de antidisturbios ni que me apedreen (últimamente ya no se encuentran piedras por esas calles asfaltadas; mejor).

Claro que es bastante mejor que ir de Dama de la Corte de Faraón con 35 metros de organdí rojo-puta colgando del coxis o implantado, que cuando las modas llegan ya no hay quien las detengan y las maricas son así de originales ellas/os.

Ya está muy visto este modelito valenciano de paseo o de andar por casa-nostra (el público no va incluido en el precio). Y se le atormentará más allá del Juicio Final, que pecado de cola larga es de lesa majestad (Wikipedia: del latín Laesa maiestas o Laesae maiestatis, fig. lesión o agravio contra la majestad; es un delito genérico de orden público, inherente a las génesis de la civilización y a sus ciudadanos, que puede ser considerado tanto como una ofensa o como un crimen en contra de un estado (repúblicas), análogamente, rey (reinos) o emperador (imperios). Desde la antigua Roma, fue legislado como un delito político, contra el pueblo, el príncipe y el estado, y que incluyó los ámbitos de la divinidad. Desde entonces está presente en todos los países que tienen legado cultural romano.).
Si es lo que yo digo: Antes muerto que sencillo... pero marica, siempre.
.........................
© Juan Rodort, 2017

martes, 21 de febrero de 2017

Disfrazado de tu piel (morena)


Estar dentro del otro es como ir disfrazado de su carne, envuelto en su piel, viviendo sus pulsos y sintiendo sus músculos masajear todo el interior nuestro, por dentro; sentir muy dentro de nuestra carne su carne, fusión total de los cuerpos. Más que en un disfraz en una simbiosis de células copulativas que se fagocitan sin cesar. Disfraz caníbal. Disfrazado de tu piel (morena).

Es mi deseo para los próximos días carnavaleros, poder estar dentro del disfraz del otro, dentro de sus íntimos ropajes, en contacto dérmico, subcutáneo rayando el hueso como un exoesqueleto primigenio, fusión de las vértebras, deglución de tu aire invertebrado, comunión total de tu espíritu, carne de tu carne, ser tu carne, ser tu piel, disfrazado de tu piel (morena).
.........................
© Juan Rodort, 2017

lunes, 20 de febrero de 2017

¡Me río de Janeiro! (¡Y yo, más!)


Baratito, rápido y fresquito disfraz de Carnaval. No apto para climas nórdicos, pero con una buena calefacción qué más da que sea febrero o agosto ("en agosto, frío en rostro" decíamos antes del Cambio Climático). Y ya puestos también un cuerpo serrano como la tableta de chocolate del fulano este laureado (el laurel lo puedo tomar directamente de mis laureles del jardín aunque sean pequeñitos pero dan para una coronita. Luego, la sábana, pues emplearía una de esas rotas de tanto desgaste de dale que dale que te dale de función nocturna, diurna o entrehoras que uno es de: aquí te pillo, aquí te mato (en sentido figurado, quiere decir: aquí te la meto...). Y ya tengo el disfraz pertinente para el próximo 28 de febrero (Día de Andalucía y un cumpleaños de amiga ya no presente...). Digo yo, que el 1 de marzo consta en el calendario de mi cocina como Miércoles de Ceniza; luego, si la tradición no engaña.... el martes es de Carnaval, Carnaval... Carnaval de Río, Carnaval de Las Palmas, Carnaval de Venezia, Carnaval de Alpedrete... o del Barrio San Blas, que parece que este año le toca lucir el palmito callejero (no sé yo si es acertado pasear las carrozas por dicho barrio madrileño, porque si sigue como yo lo recuerdo (año 1999) me da que va a ser una cabalgata por la jungla o una aventura de vete tú a saber qué puede pasar. La aventura es la aventura y hay a quien le gusta vivir al límite... En la periferia (ni idea de si ahora ya se considera semicentro a San Blas-Simancas) nos verás luciendo este disfraz... ¡Me río de Janeiro! (¡Y yo, más!).
.........................
© Juan Rodort, 2017

viernes, 17 de febrero de 2017

Preludio de Carnaval


Esta foto bajada de la Red de Redes, el SacrosantoInternet, fue censurada no hace muchos años. ¿Por qué? Por la falta de sentido del humor sobretodo de los censores. Me parece ganial la idea y muy divertidas las "caras" de los "narigudos" con gafas... Sí, hay gustos para todo, pero también libertad ¿no? pero de eso cada vez vamos retrocediendo a marchas forzadas a siglos o épocas oscuras de pacata intolerancia y estultez...

En mi otra paginita "De nuevo contra la pared" me explayo yo hoy con unas fotos también bajadas de la SacrosantaRed y que hablan por sí solas, pero es que no he podido contenerme para comentarlas... Mejor verlas, admirarlas... La España de charanga y pandereta, devota de Frascuelo y de María ha de tener su torero y... su arzobispo (de rojo Escarlata O'hara).

Pero la foto que hoy tenía pensado subir a esta página es esa de ahí abajo: yo mismo en la sección de jardinería de AKI (Cantabria)... Qué le voy a hacer, el payaso... es lo que mejor se meda. No en vano mi vida es circo y yo el protagonista principal...

¡Ea, sin acritud y con mucha gratitud! En este preludio de Carnaval...
.........................
© Juan Rodort, 2017

jueves, 16 de febrero de 2017

¡Menudo lío! (¿donde las dan, las toman?)


Y es lo que yo digo: No hay que meterse donde no te llaman. Pero es que clama al cielo, dicho en antigua expresión de enojo y puestos los ojos en blanco como de carnero asado o despellejado... Horrible visión la del panorama político-social-económico. O reordenado en orden prioritario de poderes fácticos (fálicos, más bien): panorama económico-político-social.
En menudos líos me meto por no pensar las cosas sopesando los pros y contras, pero a estas alturas del siglo (que recién empieza y con malísimo pie por cierto) no voy a descubrir las américas que maldita la gracia haberlas descubierto para masacrar a los autóctonos (ellos se las bastaban, los del cono sur sobretodo, para masacrarse solitos). Porque tooodos los demás son emigrantes a ese nuevo maxicontinente (norte, medio y sur americano).
¿Dónde están los verdaderos habitantes de las Américas? ¿Queda alguno vivo o medianamente con vida que no esté secuestrado o pervertido o retenido o confinado?
Mejor dejarlo. El nuevo convenio mercantil (macroeconomías -o econosuyas-) con esta destartalada Europa, petarda y puta de rastrojo que se acuesta con el primero que llega a hacer macrocontratos supragubernamentales (CETA, TTIP) de los que ya ni se habla en los medios (mass-media: "la transformación no solo tecnológica sino mercantil que afecta a los mass media europeos ha sido enorme; los mass media tienen una importante influencia en la opinión pública"). Nadie recuerda el principio de la acción y reacción: Tercera ley de Newton o principio de acción y reacción. Establece que siempre que un objeto ejerce una fuerza sobre un segundo objeto, este ejerce una fuerza de igual magnitud y dirección pero en sentido opuesto sobre el primero. Pues ya se sabe... donde las dan, las toman. Tan marica es el que da como el que recibe ¿no? O sea, todos maricas... ¡Menudo lío! (¿donde las dan, las toman?).
.........................
© Juan Rodort, 2017

miércoles, 15 de febrero de 2017

Santos maricas olvidados


Aclaración de todos los días de San Valentín:
Esta es la oración en griego y su traducción al Castellano... el original está en el Rossikon de Agios Oros Monasterio de Agiou Panteleimon:

«Ω Κύριε Θεέ μας, Άρχοντα, που έκανες την ανθρωπότητα καθ' εικόνα και καθ' ομοίωσή σου και μας έδωσες τη δύναμη της αιώνιας ζωής [...] και που επιδοκίμασες την ένωση των αγίων και μαρτύρων σου Σέργιου και Βάκχου, όχι με τα δεσμά του νόμου της φύσης, αλλά με ένα άγιο πνεύμα και με τον τρόπο της πίστης, αξίωσε αυτούς τους δούλους σου να έχουν τη χάρη να αγαπούν ο ένας τον άλλο και να μένουν χωρίς μίσος και χωρίς αιτία σκανδάλου όλες τις μέρες της ζωής τους [...] δώσε τους τη γνώση του Αγίου Πνεύματός σου. Οδήγησέ τους στον άγιο φόβο σου, δώσε τους χαρά στη δύναμή σου ώστε να ενωθούν πιο πολύ στο πνεύμα παρά στη σάρκα. Γιατί Εσύ είσαι που ευλογείς και καθαγιάζεις όλα τα πράγματα και δική σου είναι η δόξα.» 

- Oración de adelfopoiia bajo las advocaciones de San Sergio y San Baco (Panteleimon 780 del Monte Athos, s. XVI):

“Oh señor Dios y Gobernante que hiciste a la humanidad a tu imagen y semejanza y le diste el poder de la vida eterna, que aprobaste cuando tus santos apóstoles Felipe y Bartolomé se unieron, juntos no por la ley de la naturaleza, sino por la comunión del Espíritu Santo y que también aprobaste la unión de tus Santos Mártires Sergio y Baco, bendice también a estos servidores “N” y “N”, unidos no por la naturaleza, sino por la fidelidad, permíteles Señor amarse el uno al otro, sin odios y poder continuar juntos sin escándalos todos los días de sus vidas con ayuda de la Santa Madre de Dios y de todos tus Santos porque tuyo es el Poder y el reino, y el poder y la gloria. Padre, Hijo y Espíritu Santo”

Y es que ayer se me olvidó hacer la referencia a las Adelphopoiesis  o  Adelfopoiias (uniones entre dos hombres) ya publicado en 2015:


Y párrafos sueltos de aquí y de allá sobre el mismo tema:

" Gracias al trabajo del historiador norteamericano John Boswell que falleció en 1994 se sabe que San Sergio y San Baco eran gays y contaban con la bendición de la Iglesia...
...San Sergio y San Baco, que se celebra el 7 de octubre, son dos mártires cristianos de principios del siglo IV “abiertamente amantes hasta la muerte, lo que los convertiría en patronos de las uniones entre hombres”.
Según John Boswell, en los ritos matrimoniales homosexuales de los paleocristianos, se les incluía pidiendo su bendición y protección a la pareja que se unía. Existen documentos que atestiguan que desde el siglo III hasta el XII el Cristianismo bendecía las uniones entre personas del mismo sexo.
“Mirad, qué bueno y agradable es habitar juntos los hermanos en unidad”
De “La Pasión de San Sergio y San Baco
Sergio y Baco pasan por ser los santos más célebres a la hora de bendecir estas uniones de hermandad entre dos hombres o dos mujeres, pero además, y gracias a labor del investigador (cristiano y homosexual) John Boswell, se redescubre que otras díadas de santos y santas unidos por una relación que va más allá de la amistad o el hermanamiento tales como Perpetua y Felícitas o Poliecto y Nearco (¿también Cosme y Damián?).
Nombres que recuerdan que ya desde el paleocristianismo las mujeres y hombres que amaban a personas de su mismo sexo eran acogidos y respetados dentro de la Iglesia.

Y con esto y un bizcocho, cierro el capítulo reivindicativo del día post-Día de Enamorados.

.........................
© Juan Rodort, 2017

martes, 14 de febrero de 2017

¿San Valentín o Sergio y Baco? ("normal" o maricas)


Y digo yo, por qué hay que seguir tras los pasos de la "normalidad", de celebrar los acontecimientos sociales preestablecidos para normas "normales" o sea, para heterosexuales mismamente y no que cada quien celebre a su gusto. Por ejemplo, yo siempre he seguido el curso del calendario y el 14 de febrero he felicitado a mis parejas y a mí mismo, pero llega un momento en la vida de todo marica que se precie y hay que ser consecuente con la vida que se lleva y si ésta ya no es una mentira encubierta o metida en un armario ropero para travestirse a la salida del susodicho armario... pues a celebrar sea dicho. Y sí, yo felicito a todos los Valentines y Valentinas (¿quién recuerda ya a aquella Valentina-tina? y al Capitán-tán y menos aún a Locomotoro o el Tío Aquiles que son de otra época del siglo pasado), felicito a las parejas héteras pero a las que no lo son/somos pues me esperaré al 7 de octubre... ¡Qué pedantería! ¿verdad? Pues tampoco hay que ser tan, tan exigentes. Si consultamos un poco a la historia "W" (Sacrosantawikipedia) vemos:

"Durante la antigüedad celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. Durante esta fiesta las mujeres esperaban ser golpeadas con látigos hechos de piel de cabras y perros, mojados en la misma sangre de estos animales, ya que creían que este ritual les otorgaba fertilidad. Siglos más tarde, en el año 496, el papa Gelasius I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de san Valentín"...

O sea, que lo mismo ni tan siquiera existió el tal Valentín, pero tanto Sergio como Baco parece que sí y la historia de amor o hermanamiento fue sonada para existir oraciones ad hoc:


Anthony Gayton Sergio y Baco, díptico

“Oh señor Dios y Gobernante que hiciste a la Humanidad a tu imagen y semejanza y le diste el poder de la vida eterna, que aprobaste cuando tus santos apóstoles Felipe y Bartolomé se unieron, juntos no por la ley de la naturaleza, sino por la comunión del Espíritu Santo y que también aprobaste la unión de tus Santos Mártires Sergio y Baco, bendice también a estos servidores “Nombre..........” y “Nombre...........”, unidos no por la naturaleza, sino por la fidelidad, permíteles Señor amarse el uno al otro, sin odios y poder continuar juntos sin escándalos todos los días de sus vidas con ayuda de la Santa Madre de Dios y de todos tus Santos porque tuyo es el Poder y el reino, y el poder y la gloria. Padre, Hijo y Espíritu Santo”.


Y dicho lo cual, me despido hasta otro Día de San Valentín.
.........................
© Juan Rodort, 2017

lunes, 13 de febrero de 2017

A la vejez...


Pues ya ves tú, el que tuvo, retuvo (modestia aparte). ¿Fotomontaje? Pudiera ser, que la barba no la tengo tan larga y enjamás de los jamases me dejaría tamaño bigote por debajo del belfo... Uno es como es y la Naturaleza es sabia si se hace un pelín de ejercicio, lo suficiente como para que las carnes no se desfonden hasta niveles alarmantes de avalancha. Lo del arito en la tetilla izquierda sí que es un montaje para fardar ante los admiradores; a mí, particularmente siempre me han dado yu-yu esto de los pendientes, aros, agujeros y agujas... No por eso, caí en la tentación (el amor o sucedáneo es ciego, tonto y estúpido) y me horadé el lóbulo de la oreja izquierda en muestra de afecto, amor, orgullo y prejuicio por un mozalbete cuando yo era más o menos así, de pelo negro y rondando los treintaypocos (solamente le llevaba 15 años al muchacho, los he tenido aún más jóvenes –nunca menores de la edad legal, que conste-). ¡Qué tiempos! Ahora no me horadaría ni en el forro del abrigo (sí, conservo un abrigo de cuando me gustaba vestir “normal”), ahora ya no utilizo ni abrigo ni prenda alguna de vestir: soy naturista, nudista, como nos querais llamar. A pelo, con el pelo justo por las partes naturales como Natura misma. Siempre quise hacer nudismo, lo intenté cuando estaba prohibido en público, claro. Ahora se puede, pero quien es el guapo que sale a la calle con las álgidas temperaturas que marcan los mercurios (fino que es uno). No, si me apetece salir a piel descubierta aprovecho cuando hace sol y buenas temperaturas, que uno ya es mayor para pillar resfríos. Presumido, también. A la vejez...
.........................
© Juan Rodort, 2017

viernes, 10 de febrero de 2017

En defensa del desnudo (masculino, por supuesto)

Wes Baggaley

El modelo que ilustra estas líneas no parece tener ningún problema a la hora de mostrarse a piel desnuda, sin vestidos que tapen su desnuda belleza, tan sólo camuflada por ese tatuaje y esa barba recortada que le hace un tanto sofisticado (el vello corporal parece cuidado también, nada salvaje). Y aunque él no dijese nada al respecto, que con una imagen ya lo esté dicho todo, su cuerpo magnífico en plena madurez epitelial, con sus atributos bien definidos, sin ocultar nada a la verdad de la Belleza (masculina, claro está). Hoy me ha dado por ser defensor del desnudo (masculino, por supuesto). El desnudo que no se sabe bien por qué es "pecaminoso"; atrocidad vocingleada por gentes feas y que se avergüenzan de mostrarse tal como Dios (el que crea o no) los trajo al Mundo. Porque son precisamente esos sepulcros blanqueados los que gritan y se dan de golpes pectorales (falsos y flojitos no vayan a hacerse daño de veras) los que gritan, se desgañitan contra el más mínimo destape (masculino, que del femenino no dicen nada o casi nada que para eso la mujer siempre ha sido un objeto inerme, de contemplación, sin alma, sin sustancia, amarrada a la pata de la cama... teoría que aún sigue en vigor como el Código Romano machista él). Defensor del desnudo (masculino). Y al que no le guste, que no mire, nadie le obliga. Nadie le dice que tenga que abrir estas páginas para horrorizarse y escandalizarse dando grititos de niña mala. SI estás mirando esta foto ut supra como si lees estas líneas, luego no me vengas con remilgos: ¡Lo que yo vi colgado de aquel Blog! Colgar, colgar sólo cuelga una cosa y está bien puesta y administrada no hay más que echar un vistazo a las partes medias del señor Wes Baggaley (si es ese su nombre verdadero y no un seudónimo para la galería). Está como un pan, como una panadería, para mojar en todo él y no hartarse nunca. Con el debido respeto a su mujer, marido, novia, novio, amiga amigo o amante (palabra ambivalente, de ida y vuelta, por delante y por detrás). Y es que hoy se me puso el día defensor de las buenas costumbres, las del naturismo. Lo auténtico. Lo sano. Nudismo. A pelo... apelo al buen gusto de cada cual. Mirar el cuerpo de este modelazo que descorre la cortina para aparecer en toda su gloria y majestad, como un grito final de la trompeta anunciadora de loa Juegos Olímpicos de la Belleza (masculina, por supuesto)... Jejejejeje, descubro que mientras escribo se ha producido un "oportuno" error del sistema. ¡Qué oportuno! ¿verdad? Pues no me callarán, hoy estoy en defensa del desnudo (masculino, por supuesto).
.........................
© Juan Rodort, 2017

miércoles, 8 de febrero de 2017

Mirones (gentes que miran)

mirón, na
1. adj. Que mira, y especialmente que mira demasiado o con curiosidad.
2. adj. Dicho de una persona: Que, sin jugar, presencia una partida de juego o, sin trabajar, mira cómo trabajan otros.
3. m. y f. coloq. voyerista.
(Real Academia Española © Todos los derechos reservados)


Y usted que tanto mira... ¿qué c... mira usted? Mirador, mirado. Espía, espiado. A través de los cristales, en la cálida alcoba donde tal vez aún dormite su amante, amigo, novio, marido después de una noche tumultuosa a dos cuerpos enroscados... o simplemente dormidos plácidamente, sin mayores consecuencias que la costumbre de dormir juntos, desnudos, eso sí, que lo sano no quita lo impúdico... La pudicia, la pudibundez, los remilgos de dormir o acostarse con pijama o en calzoncillos (ellos, nosotros; ellas que hagan lo que quieran mientras no se metan de por medio). ¡Oiga! ¿No le parece muy misógino su comentario? Sí, lo es, más si cabe que ya es bastante con que mencione a las féminas para que no se sientan excluidas -que lo están de estos aposentos y pensamientos, vamos que ni se me había pasado por la cabeza de que también dos cuerpos de mujer estuviesen durmiendo juntos/as desnudos/as... La mera costumbre de hablar en masculino. Se siente. Raíces arraigadas en la corteza del macho que siempre estuvo dentro y que no se ha transmutado en eso que todos piensan del ser marica. (¿Afeminado? ¿Invertido? ¿Travestido? ¿Ordinario/a?). Creo que está sacando las cosas de quicio ¿no? O es que todo está en ese caos calenturiento de su magín que sólo ve tíos en bolas, despelotados, en cueros vivos a todas horas; tíos buenos y macizos, siempre dispuestos al ejercicio de piernas abiertas, nalgas p'arriba, chorreón de lo de siempre y ¡hala! Todo perdido y a lavar las sábanas... A eso se le llama vicio. Concupiscente vicio el del escritor, tecleador de estas líneas. Y es que ya no le queda otra que calentarse los cascos porque los pies los tiene helados y es que en este telecentro acaban de encender la calefacción ahora y él lleva dos horas fisgando fotos de otros blogges de tíos, para copiar alguna foto y alegrarse la vista en casa. Pero cada vez se está poniendo más difícil el copieteo de fotos sobretodo con los obsoletos medios del que suscribe y que se empecina en ser anacrónico y analógico y ana o ano todo. Lo del ano le tiene comida la moral y es que siente predilección por las salvasealaspartes pudendas de por ahí abajo, según se entra hasta el fondo, de una tacada... él siempre fue así de bestia y poco delicado. Ya le dijo aquel chaval recién desvirgado (ojo, que yo no lo sabía) que le dijo al otro día que por favor no se lo follara tan a lo bestia porque tenía el orificio en carne viva... Eran otros tiempos de insensatos vicios sin premeditación ni alevosía cuando se follaba alegremente sin gomas ni lavajes (que era sinónimo de prostíbulo barato de la calle Montera o Cádiz madrileñas ellas lindantes a la Puerta del Sol y que el susodicho paseaba con ánimo de aprender... lo que fuera sin ver más que ajados cuerpos oferentes que nada le decían y mucho le repugnaban), sin condones, a pelo... ¿Y qué tiene que ver todo esto con el mirar? ¿O con las gentes (de bien, por supuesto)? Pues mire usted, don pone pegas de turno, bien mirado... nada, no tiene nada que ver. Así que ¡aire! Que no está la mañana como para dar explicaciones, con el panorama socio-político que tenemos suspendido sobre nuestras cabezas como vil espada damoclesiana. Así que, a mirar para otra parte...so mirones (gentes que miran).
.........................
© Juan Rodort, 2017

martes, 7 de febrero de 2017

Febrerillo, el loco (de sexo, poco)


¿Será el frío? ¿Será el viento Sur o el viento Norte? ¿Qué será, será? Será lo que quiera que sea, pero el caso es que la temporada del polvazo apasionado quedó lejana y eso cabrea y distancia el ánimo del binomio amatorio, la pareja fiel que quiere seguir siéndolo manque les pese a los aperturistas de miras y piernas más abiertas en canal hasta el fondo... Y con los tiempos que corren... mejor vivir en casta armonía por si El Gran Hermano decide que las cosas tienen que volver a los parámetros de hace 60 o 70 años, que al tiempo; esperemos que no llegue la sangre al río y vuelvan las cosas a su cauce progresivo y no regresivo como estamos viendo. Castidad. Amor y buena compaña... Pero en "parejas normales". ¡Vaya! Hacía tiempo que no oía tamaña expresión retrógrada y mojigata: normales. Normales y anormales. He ahí el dilema. ¿Quién decide qué es "lo normal" o lo "anormal"? La Sociedad, o los que creen dirigirla o arrastrarla o perseguirla o aniquilarla... Y es que vuelven y vuelven los circunloquios vaticanistas de antaño a rondar las mentes preclaras de los gobiernos que nadie sabe cómo han podido formarse si la inmensa mayoría está en desacuerdo. Y no es para menos estarlo. ¿Volver a los años oscuros de las viejas dictaduras rancias y apolilladas?
Sí, algo debe de tener relación con la libido, la lascivia, la lujuria, lubricidad a la par discreta y formalizada que no viciosa compañía... Si es macho-hembra es normal, pero si es macho-macho/hembra-hembra es anormal... No sé si lo he entendido, sigo sin comprenderlo. En pleno siglo 21 seguimos como hace 20 siglos atrás, o peor porque nos creemos maduros y equilibrados, por encima de las oscuras aguas de la ignorancia y a ellas nos zambullimos de cabeza o se zambullen -ellos, siempre queda mejor mirar para afuera y no ver la viga en nuestro propio ojo sino la mota del ajeno- ellos, sí, los demás. Nosotros somos quien somos. Aquella letra de canción protesta quedó en el olvido porque estamos, seguimos engañados, autoengañados. Y no hay peor sordo que el que no quiere oír. O hacerse el loco, como este febrerillo, el loco (de sexo, poco).
.........................
© Juan Rodort, 2017

viernes, 3 de febrero de 2017

Cocinero, cocinero... ¡enciéndeme la candela!


Cantaba A. Molina con su voz única de gorgorito inacabable en aquellos años del hambre postguerrista hispánica, hambre física y síquica que duró décadas (para nada prodigiosas). Pero este otro cocinerito que se entretiene en mi cocina se llama Manuel, es ¡gallego-canadiense! y tiene un pedazo de brazo de mortero para machacar nueces cuando está duro, como es el caso, no se le ve por la postura y porque el muchacho es tímido aunque no lo parezca y lo quiere disimular saliendo de la habitación en gayumbos a ayudarme a hacer el desayuno (sin diamantes). Yo, me bebería su zumito recién exprimido y con eso me bastaría para seguir con lo que estábamos haciendo hace unos momentos, pero él es de los de desayuno con huevos revueltos, tocino y tostadas bien untadas... Yo, lo mismo pero dando un toque erótico al menú; sus huevos peluditos, el trozo morcillero que le cuelga hasta hacer malabares en posición de firmes y sus nalgas bien untadas de mermelada o miel para lamerlas mejor (me gusta lo dulce, qué le voy a hacer). Y esta es la receta infalible para dejar de ser un ordinario y un soez amante de fotos bajadas de Internet, usadas por miles de ojos para asuntos varios de medio cuerpo en posición decúbito o prono subido maniobrando con la diestra o siniestra según sean o ambidextros, que los hay... ¡Que desvergüenza! Mezclar a cantantes de época con nobles muchachos semivestidos en lúdicos pensamientos, telúricos, lubríficos deseos que quiere dejar a un lado, ser honrado padre de familia, normal (como la vida misma) y defraudar a Hacienda (que al final no somos todos sino los de siempre) en la manera de sus posibilidades. Sí, diarrea mental. Diagnóstico fácil después de leer las anteriores líneas. Pero qué se le puede pedir a un pobre pensionista que ha sido “revalorizado” un 0,25% y está que lo tira de derroche ante tamaña fortuna que la Diosa Fortuna y no la Administración le ha concedido, pues los malabares de las cuentas de cada día (no nos las des todos los días, porfa) le hacen llegar al delirio (mínimo que ni para tremens le da). Pero él, de verdad de la buena, quiere redimirse de tan mala publicidad que se ha hecho. Sí, al principio era halagüeño mirar cómo sus páginas eran vistas en países lejanos y exóticos, pero llega un momento en que todo cansa y la “fama” cuesta (Leroy, sufre y hace una finta con aquel culazo doble-redondo-total y sus morritos, con aquellos pectorales y el paquetazo que nunca se le terminaba de ver en versión original) y hay que pagar el precio: la hartura a estas alturas. Volver atrás. Recomenzar. Limpiar la página de desnudos homoeróticos tirando a pornovisionarios. No, él ya no quiere seguir escribiendo cálidos renglones supuradores de homófilas visiones gratuitas; no todo en la vida son mamadas y chupadas y enculadas y folladas (siempre por detrás o por vía bucal)... Se le van los dedos en el teclado como un orgasmo dáctil que no termina nunca, mientras más escribe, más gustito le llega. Pero no. Eso se acabó. Él quiere ser el serio publicador de antes, cuando ponía artísticas imágenes (sin desnudos masculinos –ni femeninos, por supuesto-) ilustrando sus textos. Y era admirado y elogiado por propios y extraños cercanos, nada de foráneos países de dificultosas lenguas. Gentes sencillas como sus sencillos mensajes y fotos. Para andar por casa. Apto para todos los públicos. Y eso era su página: Pública (ni mujer ni hombre). Decente. Como las normas actuales mandan. Como debe de ser (y la Iglesia nos enseña). ¿Demencia senil? Puede ser el principio o de que ya está harto de tanto clon de plástico, bellezón homologado. Ama lo normal, los cuerpos normales, sin estridencias, como lo fuera el suyo antes de los desajustes hormonales ¿de la edad? Ojos que miran, que saben mirar. La mirada es lo que queda. Y el gusto por las cositas buenas... Cocinero, cocinero... ¡enciéndeme la candela!
.........................
© Juan Rodort, 2017

jueves, 2 de febrero de 2017

A mal tiempo, buena cara (o culo)


¡Ya está bien! No siempre vamos a estar de capa caída y con cara larga que parece que nos han puesto la última noticia delante de los ojos... por llamarlas de alguna forma a las noticias de los noticiosos que pudieran llamarse directamente: desgracias ajenas, carnaza para tus ojos. Sin ánimo de faltar al respeto de los oftalmólogos. Hoy estamos de capa alzada y braga florida. Este chulazo presenta la cara y cruz del escaso envoltorio multicoloreado, bien abultado por donde debe de estarlo, satisfecho de su palmito y trayéndole al pairo las inclemencias temporales. Las interferencias del vocinglero de turno al lado de mi teclado y ordenador (público) no tiene reparos en hablar su lengua que espero no me salpique de escupitajos (lejos de mí el ser homófilo o xenófilo en estos momentos, pero dan ganas de estamparle el telefonillo en salvasealaparte (que tiene abultada ya de por sí, él es así de nacimiento o raza...). Y es que es difícil contenerse ante la usurpación de nuestro espacio (sonoro en este caso)... Pero es una de la menores molestias acumuladas desde hace días y que han dejado mi maltratado talante del revés. Mal tiempo atmosférico, mal tiempo económico (¿he dicho ya que me han subido el 0,25% la paga?), el mal tiempo salutífero y el mal tiempo de cada día... que mejor es olvidarlo ante la imagen fresca y lozana de este muchacho de la foto que se muestra del derecho y del revés, dando la cara y la cruz (del Sur, el signo afrodisiaco de sus nalgas comprimidas (BANG) y adivinadas calientes, mojadas, abiertas al orificio prohibido, porque él no es maricón, no. Eso lo será usted. Y ya me amarga el día pensar que ese culo solo sirve para cagar... A mal tiempo, buena cara... (o culo).
.........................
© Juan Rodort, 2017

miércoles, 1 de febrero de 2017

¡Apaga y vámonos!... (con viento fresco)


¡A correr! ¡Corre, corre, que te pillo! Con el viento fresquito entre las jambas de salvasealaparte al balanceo libre, pendular y provocativo de eso tan normal como es la piel humana, el desnudo del hombre (el femenino parece que es más tolerado por los censores-machistas) al trote cochinero, alegre y dicharachero...
Un pelotón de muchachos nudistas o naturismo. Natural como la vida misma, como nos trajeron al mundo, como estamos dentro del camuflaje textil a que nos somete la sociedad-zoociedad-suciedad morbosa y pecaminosa. He leído recientemente en un cuento de William Somerset Maugham de cómo tenía un pastor (no recuerdo de qué iglesia) que hacer primero para poder convertir a los pobres nativos: convencerles de la idea de que eran pecadores... Y es lo que decía un viejo amigo mío, mucho antes de yo haber leído esta selección de cuentos del inglés afincado en Francia y visitador de las calles sevillanas para admirar y beneficiarse de las bellezas que por allí pululaban (no lo dice claramente pero suena a que le gustaban los muchachos sevillanos -como a mí-, que para convertir a un "chinito" al Catolicismo lo primero que había que hacer era convencerlo de que era culpable... ¿Culpables, de qué? Al final del cuento "Lluvia" el pastor recibe su justo castigo que el lector está pidiendo a gritos a medida que pasan las páginas leyendo tamañas atrocidades intolerantes del susodicho... Y muchos más. Por ejemplo: "La librería", novela de Penelope Fitzgerald que terminé ayer de leer con un mal sabor de boca por ver que el malo -la mala en este caso- siempre gana, como en la vida real. Real como la vida misma. Así que, llegados a este punto y a la espera de que todas las comunicaciones telemáticas se vayan al peo por los rayos gamma que asolarán la Tierra dejándonos como en pleno siglo 18, sin electricidad ni medios electromagnéticos, ni satélites de comunicaciones, ni tele, ni Internet, ni CD's, ni nada de nada eléctrico... Espero que se equivoquen las previsiones, tanto como las meteroelógicas con el ciclogénesis explosivo viento que nos han aventado para esta noche (más de 110 km/h, en rachas -¡menos mal!-) y que me están dando un dolor de estómago desde que leí las noticias ayer tarde... No si va a ser eso de decir: ¡Apaga y vámonos!... (con viento fresco).
.........................
© Juan Rodort, 2017