sábado, 25 de julio de 2015

Diecisiete años que no estás, Pedro


                  En menos de dos meses ibas a cumplir los cuarenta y nueve, igual que yo (un mes antes que tú, hoy ya estarías jubilado como yo). Pero tú hacía dos años que vivías de prestado, batallando con los efectos de las quimios, renaciendo de apoquitos cada vez que te ingresaban en cuidados intensivos. Luchando contra los elementos que como buitres sobre tus negocios se cebaban dejando en desamparo a los tuyos... Fueron dos años de tregua para también reacondicionar tus sentimientos olvidados. Pero tan solo fueron unos pocos meses los que yo tuve para verte, los últimos del último año que te había prestado la generosa Muerte. Días, horas sorbidas a golpes de dolor de ver como sufrías, de ver que no quedaba casi nada de aquel hombretón del que yo estaba enamorado desde siempre, desde el primer día al verte en el colegio... Tú me ignoraste hasta el siguiente curso en que no sé cómo, no lo recuerdo ahora, nos hicimos inseparables (dijimos que para siempre, que si uno de los dos moría antes que el otro, le avisaría de alguna forma de si había algo después de la muerte; tú serías el primero en saberlo) y fueron los años más felices de mi vida cuando tú me dedicaste casi todo tu tiempo. Yo era tu amigo, tu gemelo inseparable, tu hermano... me decías. Yo quería ser tu amante, estar fundido contigo a todas horas, tocarte (me lo habías prohibido, "no vuelvas a hacerlo nunca más" dijiste después de mi torpe intento de besarte), hacer lo que se supone que debían hacer las demás parejas (yo, entonces, ignoraba todo sobre el sexo)... Es historia, son recuerdos, son dolorosos recuerdos cada vez que tú me rechazabas ("no, dos hombres no hacen eso"). Comprendiste que era más que amistad lo que yo quería y sentía por ti; te alejaste, con aquella primera novia que después de muchos años te dejó plantado a la puerta de su casa donde tus padres y yo te encontramos deshecho en lágrimas, impotente de conducir tu coche, destrozado... No podías (quizás ahora sí, que me estás viendo) comprender mi dolor unido al tuyo, cómo mi corazón también se rompía al comprender que por ella tú morías y yo lo hacía por ti. ¿Qué hacía yo en medio de ese drama familiar? Pues porque yo era ya de tu familia, tus padres me consideraban un hijo más. Dejaste de ser hijo único cuando comprendieron (de alguna forma) que aquella amistad nuestra (sobretodo la mía) era demasiado fuerte... Pero te alejaste, huiste de mis brazos (nunca te tuve entre ellos hasta pocos días antes de tu muerte) para caer en otros prisionero, rebotado... Y te casaste. Me enteré por otros. No me invitasteis a vuestra boda...
Años después allí estaba yo, en tu casa, frente a tu mujer y tus tres hijos, como el amigo pródigo que vuelve o que regresa, porque nunca te habías ido de mi corazón y, al parecer, tampoco yo del tuyo... Y en esas últimas horas, de aquel último día poco antes de tu muerte, nuestro abrazo fue un recuperar los abrazos no tenidos, y romperse del todo mi corazón al oír que tú también me amabas (o me querías) a fin de cuentas, ya lo mismo nos daba.
Hoy, hace diecisiete años que no fui a tu entierro, que no volví a ver a tu familia (tan solo algunas llamadas al teléfono), hoy es una eternidad de diecisiete años sin poder verte más que en sueños.
He pasado muchos días de Santiago en muchos sitios diferentes pero tú siempre has estado conmigo.
Al final me lo dijiste (sí, aquel pacto nuestro de adolescentes)...
....................... 
© J. R. Ortega, 2015


viernes, 24 de julio de 2015

Aquel verano de 1989


La Pinta, la Niña y la Santa María o
Desayuno cordobés (El huevo de Colón, con dos yemas)
Óleo s/lienzo J.R. Ortega, 1989

No se sabe quién hizo de modelo, pero si no fue Colón, por lo menos era "culón"...

miércoles, 22 de julio de 2015

¿Vacaciones en Madrid?


Vacaciones en Madrid

                     Madrid ha roto aguas, al contar de los modernos y postmodernos, no hace tantos años y al dar a luz soltó “la movida”. Lo cierto es que Madrid, muy a pesar de los años de la dictadura donde más dolió la especulación que la redada nuestra de cada día, siempre tuvo el encanto de su simpatía, si bien –justo es reconocerlo- el empuje personal de Tierno Galván recondujo la dispersada personalidad de “rompeolas de todas las Españas” que Madrid mostró durante lustros. Hoy, en fin, la capital del Estado Español goza de espléndida salud.
De espléndida salud hasta pasarse las vacaciones de Agosto sin prisas, apretujones, sonrisas de portad o exceso de modelitos. El mes de Agosto en Madrid es una gozada: apenas unos “Rodríguez” por los bares, unas piscinas con material de primera clase, unos jardines rebosantes de cortos y excitantes pantaloncillos, una juventud reciclada en el sexto mandamiento... Por ejemplo, el Retiro, la Casa de Campo, los Jardines del Moro para tomar notas o leerse el libro de turno; o para hacer deporte y enseñar la musculatura. Nuestro inefable Paseo de Recoletos para tomarse la copa del atardecer con la anterior escapada al Paseo del Prado y la visita al Museo (recomendación: reconstrucción de “Las Hilanderas”, de Velázquez, y la colección de monstruos, enanos y bufones de nuestra pintura clásica, expuesta ahora). Las noches pueden ser compartidas entre los clubs, las terrazas de los bares o el peligro de esos lugares que casi todos conocemos, pero que tienen el morbo a flor de piel. Las exposiciones de pintura ofrecen un material interesantísimo que  no es el tradicional: el de las figuras consagradas que ya sabemos qué nos van a ofrecer. Visitar la Biblioteca Nacional es un lujo maravilloso. Aunque haya mucho comercio cerrado, los que quedan abiertos atienden con mayor cordialidad al público. Madrid en Agosto está de primera. ¿Y esos barrios, rebosantes de una juventud que lleva la fuerza hasta en la mirada? ¿Y ese desmadre de La Finca de Papá, pinos, escarceos y sustos? Y para colmo hasta se puede ir al cine sin prisas o ver teatro más atento a la actualidad.
Junto a estas excelencias, que son las de siempre pero resaltadas, el Ayuntamiento lanza siempre una programación exhaustiva de actos culturales, recreativos y deportivos para todos los gustos. Conviene repasar los actos ofrecidos para este verano porque hay cosas interesantes por demás. ¿Y esas noches viendo cine en La Chopera de El Retiro, incluso con la posibilidad de una escapada, un ligue, una esperanza compartida? Hasta las emisoras de radio cambian su estructuración y dan espacios más ligeros, divertidos y musicales.
¿Habrá que recomendar, sobre todo, las piscinas municipales, cuyas instalaciones son idóneas, sus precios asequibles y sus visitantes “calentándose” al sol? Madrid, para veranear en Agosto, es lo mejor. Entre la paz y la guerra hay un minuto escaso. Entre el seso y el sexo apenas unos metros. El muermo del Madrid agosteño de hace unos años, se ha desperezado. Que sí, que Madrid se ha despertado... ¿Y esos pueblos del entorno donde está lachavalería más guapa (algunos papás van incluidos en este lote), tomándose esas copas en el disco-pub, reventando de hermosos y con una cara de haber aprobado casi todas las asignaturas que dan ganas de...?
Hay para alternar, desde luego. Ocio para todas las tendencias y preferencias. Aburrirse en Agosto y en Madrid es casi imposible a poco que uno se lo monte mínimamente güai. Hasta los contemplativos pueden sufrir sin gastarse un duro porque la moda de los chándales sin nada debajo, las camisetas con todo fuera y esos pantalones cortos/cortísimos ofreciendo el fragor salvaje del Caribe, dan cuerda para rato. La juventud madrileña se rebela en Agosto. Lanza un grito de júbilo. Mucha parte de ella se encuentra con el piso libre porque “los viejos” se han ido de horterada nacional. Otros apagan el calor con más calor...
Hay de todo y para todos. Solo hay que organizarse: por la mañana esto, lo otro por la tarde y por la noche lo que caiga. El descanso de un Agosto en Madrid puede dejarnos cansadísimos... que es de lo que se trata. Madrid, en definitiva, es “el descanso del guerrero”: de lo intelectual a lo frívolo, de la creación a la recreación, del grito al susurro. ¡Es mucho Madrid este Madrid canicular!
........................... 
(© Editorial, MUNDO GAI Nº 20 Agosto 1986)


           Como se puede comprobar, hay opiniones para todos los gustos, ahora, antes... y siempre. De aquella "Movida" madrileña casi nadie recuerda de qué iba o quiénes eran o qué hacían. Del magnífico alcalde de Madrid, Don Enrique Tierno Galván basta una breve reseña:
("En las primeras elecciones municipales de la democracia (abril de 1979) se presenta a la alcaldía de Madrid. Aunque su partido no es el más votado (fue laUCD), una coalición con el PCE le da la alcaldía. Su popularidad como alcalde fue enorme, siendo reelegido en 1983 con mayoría absoluta, siendo, hasta la fecha, el único socialista en lograrlo. Su labor como alcalde suscitó una extraña unanimidad a su favor, que fue más allá de su filiación política y su fama traspasó las fronteras del país llegando a presidir la Federación Mundial de Ciudades Unidas. Madrid vivió en esos años un espectacular renacimiento de su vida cultural, artística y social, adormecida durante el franquismo, que se conoció como «movida madrileña» y que llegó a identificarse con la figura misma del «viejo Profesor» y su particular populismo, que conectaba tanto con la juventud como con la tercera edad. Murió en enero de 1986 en Madrid siendo alcalde y fue despedido por el pueblo de Madrid con una multitudinaria manifestación de duelo que colapsó la ciudad entera. Es muestra de su carisma irrepetible el que el PSOE madrileño no haya encontrado un sustituto a su altura desde entonces y haya fracasado en sus intentos de recuperar la Casa de la Villa en los años noventa. De sus abundantísimos trabajos políticos, jurídicos y ensayísticos destacan su libro de memorias Cabos sueltosy los célebres Bandos municipales redactados por él mismo, llenos de ingenio, fina ironía y gran talento literario...").
El "viejo barrio del pecado" como The Chueca's Boys llamaban al barrio de Chueca no siguió esta moda de la "Movida" o no estuvo a su altura, los locales seguían siendo una repetición de viejos clichés, anclados en los años oscuros y todavía no lo suficientemente "fuera del armario", pero ya estaba echada la semilla para lo que hoy se ha convertido en un holding gay. No, no todos se lo pasaban genialito en aquellos años.

lunes, 20 de julio de 2015

Madrid me sigue matando...



The Chueca's boys
PRESENTAN
en "MADRID nos mata"
(de calor y aburrimiento)

(© J. R. Ortega, 1986 MUNDO GAI Nº 19 Julio 1986)


- (Calle Pelayo, en el barrio de Chueca. Julio por la noche de luna llena. Los cuatro Chicos de Chueca pasean...)

- ¡Jó, qué calor hace!
- ...Y, además, ¡qué aburrido que es Madrid en verano...!
- ¡¡Uy!!

- ¡Este es nuevo! ¿Noooo?

- (Letrero luminoso en rojo y blanco: CHIRINGO-PUB. Carteles afichados en la puerta: Plumas ¡NO!, Chochos fuera, ¡Peligro! Machos sueltos)

- ¡Qué raro!... Anoche no estaba...
Yo diría que aquí había una tienda de máquinas de coser... ... ...
¡En fin! (toca al timbre)

- (Timbre silencioso encendiendo y apagando la bombilla roja encima del portero)

- ...Hoooola, pasad, pasad (toca disimuladamente un teimbre silencioso de alarma)

- (ALERTA ROJA) ¡Oh, cielos! ¡¡Clientes..!!

- ...mmmMMMMM ...TACHÍN, Chun, TACH... ... ...TACH (sonidos cacofónicos puestos de golpe y que suben de volumen a toda potencia)

- ¡¡¡PLAF!!! ¡¡¡TARATACHÍN, PUMBA, PUMBA!!! (¡ay!) IIIII'M LOVE YOU, Loveeee (¡¡¡Síiiiiii, MÁAAAAS!!!) BUM, BUM, BUM. FACKINNNNNNN... TACHUNDA CHUN, PUM. ¡¡OLE!! de lirio morao... (¡A ver, una Voldamm!)
- Parece que hay marcha... ¡¡Por fin!! ...Voy a ver.

- ooooooohostia... ... ... (sigue)
(The Chueca's Boys en "MADRID nos mata de calor y aburrimiento en las noches de verano mientras esperamos irnos a Torremolinos")

- (Movimientos frenéticos del camarero dando a mandos, timbres, palancas, altavoces y cintas magnetofónicas) TACHÚN (...ocata salchi...) PUMBAAAA TACHÚNDAAAAA. (Bla, bla, bla, bla, bla, bla) ¡¡¡Otro cubataaaaa!!! (Bla, bla, bla, bla, bla, bla) PLAFF (¡Hola!) (Pues sí)...

- ¡¡¡Marujaaaa!!! ¡Que son de confianza! ¡Ya puedes parar el vocinglerío...! ¡Ah! Prepara agujas y bolillos, ...¡¡¡para seis!!!

(y ...al final)
Uno al derecho... Uno al revés.
- ¡Ves...! Es muy fácil
- ¡Yo! ¡¿Yo haciendo encaje de bolillos...?! ...La ma...
- ¡Venga, mona, que vas muy bien!
- Pues sí que...
(sonido de tintineo de las agujas de hacer calceta y pinchar de alfileres en las almohadillas... fresquitos, con el aire acondicionado a tope).
........................ 
© J. R. Ortega, 2015

sábado, 18 de julio de 2015

¿Otro 18 de Julio más?


                        En 1976 el viajero posaba de esta guisa en una tarde especialmente calurosa dentro de una de las pistas de baile en forma de templo griego-piscina de la discoteca "Es Paradís" en San Antonio Abad de Ibiza. La foto fue tomada por el entonces famoso fotógrafo Carlos Rúas fascinado por el carisma del viajero que en  esos días hacía de las suyas montando numeritos con sus indumentarias y adornos para reclamo de atención y satisfacción de su superego que ha sido el tema principal de su azarosa vida. Lucía el viajero frondosa barba rizada y muy negra haciendo juego con el mobiliario que gastaba el entonces muchacho: pelos largos recogidos en coleta, collares y pulseras de confección hippies, un curioso sombrero adornado con enorme penacho de plumas de aves exóticas haciendo juego con el collar de lapislázulis y plumas y el pendiente de igual material en una oreja; todo él vestido de blanco, incluso las florecillas sobre su barba eran blancas (pero tan sólo en ocasiones especiales).
Esta imagen forma parte de un conjunto de fotos y diapositivas que el citado fotógrafo realizó en su estadía de paso por la isla Pitiusa tras la esencia del más puro estilo ibicenco que entonces se llevaba. El viajero fue uno de sus modelos. Sesión de fotos en dicha discoteca, con poses surrealistas de un viajero exhibicionista que se dejó plasmar incluso en desnudos de sabor un tanto homos acompañado por diversos mien¡mbros del personal de la disco y de algún amigo dispuesto a meter mano al viajero so pretexto del arte fotogénico.
Una tarde de julio caluroso como la que hoy se presenta casi cuarenta años después de la toma de esta foto.

                        El viajero recuerda otras tardes especialmente calurosas de julio, precisamente en la misma fecha, en que tuvo destacado protagonismo en eventos tan dispares como el de formar parte de un conjunto rock improvisando ser cantante para salvar el vacío que un inesperado accidente del solista cantante tuviera ese día en que el viajero se ofreció a sustituirle. Y allí estuvo, subido a un escenario de baile de pueblo, con un micrófono en la mano, con chaqueta blanca y pantalón azul cielo ajustado, más morro y valor como nunca lo tuviera; allí, desgranando en un seudoinglés inventado sobre la marcha las más conocidas canciones de los Rolling Stones o, en un francés mucho mejor pronunciado, imitando al simpar Adamo que hacía furor en su momento. Epatados amigos contemplaban su actuación, no ya esa tarde-noche calurosa de aquel 18 de julio, sino la siguiente noche porque el solista seguía enfermo y el viajero era así de irresponsaable que no le importaba hacer mil veces el ridículo con tal que le admirasen.
Y es que el 18 de julio comenzaba la primera de las dos ferias que celebraban en su pueblo natal, la Feria de Santa Marina de Aguas Santas, aquella que en 1936 coincidió con otra "feria" que se disolvió en minutos el tinglado montado para las fiestas en honor de la patrona del pueblo y que no tuvo otra celebración -¿quién se atrevevía a celebrar y el qué durante años de guerra y de postguerra?- hasta bien entrados los años 40 del siglo pasado. Bueno, de esas fechas el viajero no recuerda nada, él simplemente no existía en este perro mundo, pero le han contado.

                        Hoy cuenta el viajero otras batallas, las anécdotas de un largo recorrido, de un productivo Viaje a Ítaca. Ha vuelto a su isla (no a aquella Ibiza de sus sueños y que en nada ya se parece a la Ibiza del viajero), a su isla interna de la que no había salido nunca y donde soñó que viajaba hasta darse cuenta de que nunca había partido de viaje. Como un nuevo Julio Verne vivió esos viajes (que no fueron soñados pero como si lo fueran) que ahora en su vejez (¡qué poco le gusta sentirse viejo y desganado!) relata. Pero se rinde a la evidencia del presente. El futuro le alcanzó y sobrepasó con creces. El peor de los más negros futuros que nunca hubiera querido vivir. Aquí está, refugiado, ante un teclado y una pantalla que son todas las ventanas que le unen a ese mundo que ya no existe más que en su mente; él es Ítaca, el viajero es su propia isla.
........................
© J. R. Ortega, 2015

jueves, 16 de julio de 2015

Bañador obsceno


Sales del Mediterráneo vestido de azul espuma.
Cuerpo mojado de lascivas algas y plancton,
refrigerio para mis ojos ávidos de adónica belleza.
¿A quién miras atento de su agrado complaciente?
Tú me atas con mirada azulina de calima brillante y piel tostada,
piel caliente que el mar no calma el fuego en mí reverdecido
en la mañana de mis ojos prisioneros de tu mirar hipnótico.
Eres un ídolo rescatado de las profundidades náufragas de pecios olvidados.
Eres nuevo Antinoo vuelto del suicidio de amor que a ti te diera.
Eres hoy la urgencia del secuestro para deglutir tu abierta carne,
atezado cuerpo de antropófaga mirada; hoy me matas mirándome.
Sales chorreando pasiones uncidas a tu grupa torneada.
Cuerpo bruñido de homófilas gotas del salitre Mediterráneo,
visión del nuevo nacimiento de masculina Venus-Hermes-Afrodita-
¿A quién deseas que su deseo se enreda en tu azul mirada?
cuerpo despojado de secretos que yo comparto e, igual que a ti, poseo.
Eres quien nunca pude ser; tu erizo-pelo insulta mi cráneo alopécico.
Eres un nuevo Antinoo por mí inventado; anónimo bañista por licra recatado.
Eres hoy mi fiel reflejo de aquel yo antiguo, de bañador obsceno,
el mismo que miraba con igual deseo al que hoy tú me dedicas.
........................
© J. R. Ortega, 2015

martes, 14 de julio de 2015

"Crussineo" (Cruisingai)


The Chueca's boys
PRESENTAN
de "CRUSSINEO"
(de ligoteo)

(© J. R. Ortega, 1986 MUNDO GAI Nº 18 Junio 1986)



- ¡Qué cruz, qué cruz! ¡ay! ¡snif, snif, snif!
- Mari Pé ¿qué te pasa que estás tan triste?

- ¡¡Cinco semanas!! ¡Y no me hace caso! ¡Snif, snif, snif, snif!

- ¡Olvídalo, es una extranjera tonta! Sí.

- ¡Jo! Tío, confórmate con el rubio que está a su lado...
- Es que te pierden los músculos, Mari Pé.
- ¡¡¡Nooooo!!! ¡¡Yo quiero al morenazo!! Aaaaaaahh!!! (ay!) ¡Tiene que ser ese, o NINGUNO! ¡¡¡Buaaaaaá!!!

-¡Hola, cariño!
- ......... (ay!)
- El rubio ese te mira mucho ¡sabías?
(1, 2, 3, etc= Poses culturistas del suecazo)

- Bueno, pues si no quieres ligar al rubio... para mí.
- Bueno.
 (sigue)

(continuación)
- Pues yo lo voy a intentar de nuevo.
- ¡Liga conmigo! ¡Por favor! Te daré dinero, joyas... mi colección de cockrines. ¡...Y ...mi osito!

- Bueeno. Hoy yo hacer mi obra de caridad a español inferior.

- ¿Nos vamos a casa, Mari Pé?
- ¡¡¡Sí, vamos los cuatro, por fin!!! ...Aah, ah

(en casa)
- ¡¡Mira, Mari Pé!! ¡Qué cosaaaaaa...! ¡Qué gordaaaaa...! ¡Qué grandeeeee...!

- Pués... pues... pue... pu... p... ... ... (Jo, qué corte!)
....................... 
© J. R. Ortega, 2015

domingo, 12 de julio de 2015

¡¡¡República Marica!!!


                            Bajo el patrocinio de Pólux y Cástor, cuyos traseros reproducimos arriba para que se vea de que guisa se presentará la nueva opción política para finales de este 2015.
¡¡¡Maricas al poder!!!
¡Basta de armarios! La bandera del Arcoiris ya lleva los colores republicanos y otros más gayos; así que, nueva bandera, nuevo himno, nuevo gobierno que irá siempre a la última moda Dolce & Gabbana o Gucci...
¡Por fín un Gobierno de pasarela!
Y un ministerio petardo con las mejores carteras del momento, los mejores bodys, las mejores pieles bronceadas y crugientes del barrio de Chueca, lo mejor de lo mejor...
Dentro del panorama político-social que se avecina, o sea, dentro del caótico periodo que se nos viene encima, como jaula de grillos o de locas, la mejor opción es votar ¡¡¡ROSA!!! (¡cómo odio el rosa-chicle puesto en el hombre!), pero un rosa fashion tirando a fucsia...
¡¡¡Vota en rosa!!!
Parodiando la gracieta de aquel tonto chiste marica: ¡No somos machos, pero somos muchos! No, la machez no quita lo marica. Los afeminados no solo lo son de formas y plumeríos, no, también lo son los pusilánimes que no se atreven a salir, no ya a salir de su armario empotrado con balcones a la calle, sino aquellos que no osan dar la cara a plena luz del día, sin ocultarse de falsas moralinas o moralidades impuestas. Los hombres son muy hombres. Pues también dice el dicho: Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces. O sea que machos-machos solo los justitos para reproducirse en una dosificada planificación genética. ¡Oh, sí! Maricas, pero no gilipollas (lo referente a las pollas es asunto particular de cada quien). ¡Dar la cara! Pero la cara sin maquillar, sin travestismos folclóricos de carnaval gay disfrazado de manifestación de orgullo... ¿de qué? ¿De ir escondiéndose por las equinas más oscuras para que no los vean? ¿Ocultándose del fácil insulto zafio y descerebrado del machito de turno que no deja de ser más que un marica latente? ¿No? Pues, eso.


                     Un Presidente del Gobierno Rosa, a éste sí que se le puede consentir que diga todas las memeces que se le ocurran o le escriban los peores guionistas del cine norteamericano y se le puede consentir y hasta animar a ponerse ese horrible bañadorcito de algodón rosa-chicle para la foto de campaña electoral donde todo exceso será poco porque total lo que importa es montar el espectáculo y dar una visión lo más divertida y hortera de lo marica. Es lo que más vende. Lo cutre pero fashion. Lo plumera pero con gracia bien dosificada. Los viejos chistes de maricas pero con caras nuevas (y muy conocidas en los medios). ¡Éxito total!
Por eso gritemos bien alto un viva a la ¡¡¡República Marica!!!
....................... 
© J. R. Ortega, 2015

viernes, 10 de julio de 2015

Caliente Julio, ¡¡¡caliente!!!


                      ¡Esto ya es por de más! ¡Todo el día sudando! Y con menos ropa que nuestro amigo Julio (el del jock de arriba) para estar por casa. Y, por la noche, con menos ropa que la Marilyn Moroe (ni siquiera me pongo para dormir la gotita de Chanel 5) me las paso como un zombi deambulando por las habitaciones de ventana en ventana o de balcón en balcón (en estos solo asomando la cabeza para no dar el espectáculo a los posibles insomnes como yo que puedan estar haciendo el mismo viacrucis tras la brisita de la madrugada).
Y es que ya nos lo decía nuestro amigo Julio (el de la foto de arriba), que este año iba a ser de órdago. Y lo ha sido (esperemos que las cosas no vayan a más porque sino...), lo ha sido y parece que será mucho peor (no ya por las temperaturas altas sino por la que se avecina en unos meses). De entrada, he leído en alguna parte del universo digital un suelto que dice que este miércoles pasado ya han dado luz verde para la firma del tratado TTIP... pendiente de armar otro follón para despistar y que pase desapercibido -como ha sido el caso, so pretexto del jaleo Grecia tan bien orquestado como maniobra para desviar la atención de lo que nos va a ocurrir -que si lo de Grecia clama al cielo (al séptimo), lo del TTIP es la puntilla-.
¡Mira tú! Ahora que está tan en boga eso de subir fotos de torturas de animales todas llenas de sangre y vísceras con un mal gusto que para qué. Bien está que no estemos de acuerdo con esas barbaries de gentuzas que no tienen derecho a llamarse humanos (o quizás sean el verdadero exponente de lo humano y los animales sean los verdaderos hijos de la Tierra), pero de ahí al chorreo de otods los días de fotos de perritos mutilados o del consabido cartel de toros con el bicho hecho un pingajo rebozado en su sangre y acribillado con las banderillas y esas cosas que emplean los sádicos asesinos (yo tampoco soy partidario de la "fiesta", siempre me pareció una salvajada y desde el episodio de la mierda en mi cuadreno de dibijo terminó definitivamente y no quiero ni ver una sola foto alusiva). Retomo el hilo, que aquella moda de los telediarios de poner (a la hora de la comida siempre) las horribles escenas de matanzas (donde fuera, siempre hay una guerra o crimen a mano para el "gore") o -eso es ahora lo peor- las ocurrencias de nuestros sin pares políticos, que cuando abren su boquita hay que echarse a temblar... ¡¡¡España no es Grecia!!! Mira tú qué cosas hay que oír a estas alturas del siglo 21. Pero dentro de bien poco España no será nada de nada, sino una hilacha que cuelgue del zurcido del traje remendado de lo que quede de Europa...
Y es que el calor hace salir las serpientes de verano en los flacos periódicos o noticiosos que no tienen nada mejor que sacar, porque la verdad de lo que está pasando bajo cuerda, eso no lo dicen, no interesa, no les interesa a los que gobiernan a los que nos gobiernan (o lo creen).
Y, sí, Julio está siendo muy caliente (el mes y nuestro amigo).
.................................
© J. R. Ortega, 2015

miércoles, 8 de julio de 2015

¡Qué frescura!


Mírale, como la señora de Logroño que le llegaba el agua hasta ...más arriba de los muslos. Sí una tonta risa para refrescar el ambiente de la tarde redundante y calurosa.
Después de días de sofocones caloríferos producidos por Febo ("Apenas la blanca aurora había dado lugar a que el luciente Febo con el ardor de sus calientes rayos..." que diría aquel manco de Lepanto para demostrar que segundas partes también son buenas o mejores que las primeras) va siendo hora de refrescar el ambiente con una imagen de efebo mojado hasta las ingles...

¡Ay, las ingles! En la película "Amanece que no es poco" en buen profesor hace una apología y exaltación de las ingles como tema de examen para los niños de la escuela del pueblo, que en esos momentos se halla ocupado-invadido por las fuerzas del pueblo vecino. Lección de vocabulario es el guión de esta película refrescante e hilarante en muchos momentos, aunque dramáticamente seria en su fondo si se sabe ver periféricamente.
Y eso es lo que nos ha ocurrido estos últimos días de acaloramiento -el "caloret" gracioso de la anécdota nos resulta ahora cuanto menos una broma chusca con la que se nos va a venir encima- y preocupación mediática. ¡Ay, Grecia! Ha sido el chivo expiatorio, el tema para desviar la atención del tema principal que nos caerá como la espada vieja de Damocles:
Los acuerdos TTIP.

7 preguntas sobre el TTIP cuya respuesta deberías conocer

1. ¿Qué es el Tratado Transatlántico?

El Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido por el acrónimo en inglés TTIP), es un tratado que se está negociando en la actualidad entre los Estados Unidos y la Unión Europea para “aumentar el comercio y la inversión entre la UE y los EE.UU. haciendo realidad el potencial sin explotar de un auténtico mercado transatlántico que genere nuevas oportunidades económicas de creación de empleo y crecimiento mediante un mejor acceso al mercado y una mayor compatibilidad reglamentaria y marcando una pauta en materia de normas mundiales”
Para lograr este objetivo, “el Acuerdo estará formado por tres componentes clave: a) acceso al mercado, b) cuestiones reglamentarias y barreras no arancelarias (BNA) y c) normas. Estos tres componentes se negociarán de forma paralela y formarán parte de un acto único que garantice un resultado equilibrado entre la eliminación de derechos, la eliminación de obstáculos reglamentarios al comercio innecesarios y la mejora de las normas que den lugar a resultados importantes en cada uno de estos componentes y una apertura efectiva y recíproca de los respectivos mercados”, tal como señala el mandato negociador que recibió la Comisión Europea.

2. ¿Cuál es su origen?

Su origen remoto se encuentra en la Declaración Transatlántica, firmada en noviembre de 1990 por el presidente George Bush, por un lado, y el primer ministro italiano, Giulio Andreotti, que encabezaba ese semestre el Consejo Europeo, y el presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors. El siguiente hito relevante se encuentra en la Declaración común de la Unión Europea y EEUU (1998) sobre el acuerdo económico transatlántico.En 2007 Barroso y Merkel -por el lado europeo- y Bush por el estadounidense crean el Consejo Económico Transatlántico para la armonización legislativa. En 2011 se crea un Grupo de Trabajo de Alto Nivel encargado de estudiar la reducción de los obstáculos para el comercio entre ambas partes. El 13 de febrero de 2013, los Presidentes de los EEUU, el Consejo europeo y la Comisión europea, Obama, van Rompuy y Barroso anuncian que se inician las negociaciones para alcanzar el acuerdo.

3. ¿Cómo, quién está negociando y cómo se aprobará el TTIP?

La negociación se produce con bastante opacidad entre la Unión Europea -a a través de la Comisión europea- y los EE.UU. La Comisión europea tiene un mandato negociador que contiene información reservada que pese a estar hoy publicado no deja de plantear dudas y problemas.
Los trámites para su entrada en vigor serían los siguientes: Una vez concluidas las negociaciones por las delegaciones de ambas partes; en el ámbito europeo la Comisión europea lo presentará al Consejo de la Unión, que deberá aprobarlo por mayoría cualificada (55% de los Estados que representen el 65% de la población). Tras este visto bueno, se someterá a aprobación en el Parlamento europeo y, posteriormente se ratificará por los Parlamentos nacionales. Hemos de tener presente que las votaciones son sobre la totalidad del proyecto, y que, por tanto, no cabrían enmiendas de los Estados.
Pese a su importancia, que puede suponer de facto una mutación constitucional desde un punto de vista de la “Constitución económica”, no hay previsiones de que se someta a referéndum ciudadano ni en España ni en la Unión Europea.

4. ¿Perdería el Estado otros aspectos de su poder público?

Para el Estado hay dos riesgos esenciales: por un lado el de la difuminación absoluta en el marco del TTIP y la eventual imposibilidad de aplicar políticas distintas a los enunciados neoliberales que laten en el TTIP. Las características de un tratado como éste, dependiente además de la Unión Europea, harían materialmente imposible su modificación en el caso de que nuevas mayorías pidieran su modificación.
En segundo lugar, la privatización de la justicia, al someter todas las discrepancias sobre las inversiones exteriores a procedimientos arbitrales privados...

5. ¿Qué riesgos plantea para la ciudadanía europea?

Los cinco riesgos mayores para la ciudadanía europea serían los siguientes: 1. Pérdida de derechos laborales, ya que EEUU sólo ha suscrito 2 de los 8 Convenios fundamentales de la OIT. 2. Limitación de los derechos de representación colectiva de los trabajadores. 3. Olvido del principio de precaución en materia de estándares técnicos y de normalización industrial. 4. Privatización de servicios públicos, por el establecimiento de una lista reducida de aquellos que no se pueden privatizar. 5. Riesgo de rebaja salarial, teniendo en cuenta el efecto que pudiera tener el NAFTA -y los sueldos más bajos de México- y el eventual acuerdo transasiático.

6. ¿Qué riesgos supone para la ciudadanía europea?

Las cinco amenazas mayores serían las siguientes: 1. Mayor dependencia del petróleo si se consuma la restricción a la utilización de los carburantes menos contaminantes. 2. No etiquetaje de productos modificados transgénicamente. 3. Eliminación de reglas sobre los mercados financieros, más estrictas en la actualidad en EE.UU. 4. Eliminación de las evaluaciones independientes de los medicamentos no producidos en los EEUU. 5. Eliminación de las reglas de preferencia nacional en los contratos públicos.

7. ¿Se está negociando algún otro tratado parecido que pudiera ampliar sus efectos?

Sí, existen otros dos tratados que se están negociando en paralelo. Por un lado el Acuerdo para la liberalización de servicios en el marco de la Organización Mundial de Comercio, cuyos aspectos están siendo aún más opacos que los del TTIP. Con ello, se extenderán todos los problemas que se están planteando con la Directiva Bolkestein que tanto rechazo tuvo en la Unión Europea antes de su aprobación en 2006. El segundo sería un tratado equivalente a éste que está negociando EE.UU. con sus socios asiáticos.
(© eldiario.es 20-10-2014 Agenda Pública, Julio González García)
.................................

Y si este recorte digital de eldiario.es no te ha dejado helado y de una pieza, una de dos, o es que ya estabas al tanto de la historia o es que eres más impenetrable e insensible que un dromedario en una representación de ballet. ¡Ea, con viento fresco!
.................................
© J. R. Ortega, 2015

domingo, 5 de julio de 2015

Orgullo Gai, no Carnaval Gay


¡Y Madrid era una fiesta... Gai!

Los escasos participantes en las primeras concentraciones por los derechos de los homosexuales celebradas en Madrid a finales de los 70, nunca imaginaron una una fotografía como la que hemos visto este sábado en Madrid. Un camino largo y duro de lucha por la igualdad que en los 90 apenas recorría unos cuantos metros -entre la Plaza de Callao y la Puerta del Sol- y que ahora en 2015, abarrota el asfalto del eje Prado-Recoletos hasta la Plaza de Colón.

Hay muchos colectivos que durante años se han dejado la piel para luchar contra las dificultades de integración social y las trabas administrativas para la celebración de la Fiesta del Orgullo. Una tarea que simboliza la bandera que esta semana cuelga de la fachada principal del Palacio de Telecomunicaciones, sede del Ayuntamiento de Madrid. Exactamente la misma bandera que COGAM utilizó hace dos décadas para una de las primeras marchas del Orgullo. Desgastada y corta porque en aquellos años las manifestaciones eran menos multitudinarias y era "demasiada bandera" para una protesta de una minoría.

Esta edición marca, quizá, un antes y un después. Con algunos derechos afianzados -como la ley de los matrimonios homosexuales que cumple diez años- y con las administraciones volcadas con la fiesta, el reto ahora es que la esencia reinvindicativa del Orgullo, no se diluya entre la música, el maquillaje y el jugoso negocio que supone para la ciudad el turismo homosexual.


¡Mírala, mírala, mírala... míralos!

En Madrid se siguen produciendo agresiones de carácter homófobo con demasiada frecuencia y los mecanismos de denuncia siguen sin estar bien definidos. Al colectivo gay se han ido sumando siglas y particularidades que siguen sin solución. Madrid tiene pendiente una ley regional de transexualidad cuya tramitación debe discutirse en esta legilatura y la sociedad no tiene una respuesta clara para el movimiento intersexual.

En la cabecera de la Fiesta del Orgullo 2015 se han colocado los políticos de todos los colores. Los nuevos y los de siempre. Sería injusto reprocharles su presencia cuando durante años se les echó en cara todo lo contrario. Pero su presencia debe ir más allá de un selfie o un tuit o una declaración televisada en los medios.

La marcha es la explosión de felicidad compartida y necesaria por toda la lucha que ha dejado "corta" la bandera de los 90. Pero el camino no ha terminado aquí. La fiesta no puede ceder terreno a la reivindicación y los políticos no pueden pervertirla. No basta con ponerse al frente de la pancarta, les toca actuar en consecuencia y defender la igualdad desde las instituciones. Al menos mientras sigan existiendo en el mundo, una persona que sea discriminada por su condición sexual.


Realmente impensable esta manifestación colorista hace no tantos años en que aún se aplicaba la Ley de Vagos y Maleantes a cualquier maricón pillado "in fraganti" o simplemente sospechoso...

La Ley de vagos y maleantes fue una ley del Código Penal español de 4 de agosto de 1933, referente al tratamiento de vagsabundos, nómadas, proxenetas y cualquier otro elemento considerado antisocial y que posteriormente fue modificada para reprimir también a los homosexuales. También conocida popularmente como la Gandula, la ley fue aprobada por consenso de todos los grupos políticos de la Segunda República para el control de mendigos, rufianes sin oficio conocido y proxenetas.
Por ser una ley que no sancionaba delitos sino que intentaba evitar la comisión futura de los mismos no incluía penas, sino medidas de alejamiento, control y retención de los individuos supuestamente peligrosos hasta que se determinara que se había acabado su peligrosidad. Quedando así establecida podía ser utilizada arbitrariamente para la represión de las personas sin recursos.

La ley fue modificada por el Régimen franquista para incluir la represión de los homosexuales el 15 de julio de 1954, como sigue (modificaciones en negrita):

«Artículo primero: (...) el número segundo del artículo segundo y el número segundo del artículo sexto de la Ley de Vagos y Maleantes, de cuatro de agosto de mil novecientos treinta y tres, queda redactados de la siguiente forma:

Artículo segundo.- Número segundo.- Los homosexuales, rufianes y proxenetas. (...).

Artículo sexto.-Número segundo.- A los homosexuales, rufianes y proxenetas, a los mendigos profesionales y a los que vivan de la mendicidad ajena, exploten menores de edad, enfermos o lisiados, se les aplicarán para que las cumplan todas sucesivamente, las medidas siguientes:
a) Internado en un establecimiento de trabajo o colonia agrícola. Los homosexuales sometidos a esta medida de seguridad deberán ser internados en instituciones especiales y, en todo caso, con absoluta separación de los demás.
b) Prohibición de residir en determinado lugar o territorio y obligación de declarar su domicilio.
c) Sumisión a la vigilancia de los delegados.»

En 1970 fue sustituida y derogada por la Ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social de términos muy parecidos, pero que incluía penas de hasta cinco años de internamiento en cárceles o manicomios para los homosexuales y demás individuos considerados peligrosos sociales para que se «rehabilitaran».


Treinta y cinco años después se ha vuelto a un estatus de "Ley de Inseguridad Ciudadana" donde ya nadie sabe quién delinque, por activa o por pasiva... dependiendo del talante de la "autoridad" pertinente que dictamine las interpretaciones de este Oráculo.
...................... 
© J. R. Ortega, 2015 y Redes Sociales

viernes, 3 de julio de 2015

Yo estuve con The Beathes


                      La velada la abrió el trompetista Juan Cano -uno de los más solicitados session men españoles-, con un arreglo en clave de jazz del éxito eurovisivo Poupee de cire, poupee de son. Luego saltaron al ruedo The Rustiks tocando el Johnny B. Goode, de Chuck Berry, y con ella calentaron un poco el ambiente. La gente, que esperaba ansiosa que Los Beatles salieran por la puerta de toriles, les pidió otra y ellos accedieron.
Acto seguido Torrebruno, el popular showman, presentaba al dúo Martin´s Brothers, que sólo pudieron cantar una canción, Contigo en la playa, porque el respetable los recibió con pitos y abucheos. Entonces apareció The Trinidad Steel Band, el grupo con el que el cantante Phil Trim -futuro vocalista de Los Pop-Tops- llegó a España. Los silbidos continuaron, pero ellos, impasibles, tocaron las tres canciones que les correspondían.
Para acabar de rematar la faena, cogió los trastos el cantante melódico Michel, y entre división de opiniones -unos se acordaban de su padre, otros de su madre- interpretó cosas tan “en la onda” comoOh sole mio y una cursi adaptación al castellano del Downtown, de Petula Clark, titulada Ciao ciao. El público ya empezaba a impacientarse y a mosquearse con tanto manso escarbando el albero y sin embestir.
El entuerto lo arreglaron Los Pekenikes, con Pepe Barranco saludando al tendido con montera en mano. Entre los vítores de los asistentes recibieron al toro a “porta gayola” y, como si de Juan Belmonte se tratara, cambiaron las distancias interpretando cinco tandas de naturales: Los cuatro muleros, Muñeca vestida de azul, El tururururú, La bamba y Twist and shout. La estocada fue en todo el hoyo de las agujas y no hizo falta descabello ni puntilla. Los pañuelos blancos hicieron acto de presencia y la presidencia les otorgó las dos orejas y el rabo. La salida por la Puerta Grande a hombros de los capitalistas estaba asegurada. El apoderado y el mayoral respiraban tranquilos.

Los diestros y diestras que torearon después de ellos se tuvieron que contentar con sendas faenas de aliño. Tanto Freddie Davis, The Beat Chicks -su baterista, Christine, hizo un aplaudido solo con los tambores-, y The Modern 4, no pudieron, o no supieron, estar a la altura de las circunstancias, sobre todo con el buen sabor de boca que habían dejado Los Pekenikes.

En eso llegó el descanso, y tras diez minutos de preparativos, con los cuatro Beatles esperando en la enfermería, éstos salieron raudos hacia el escenario, enchufaron sus guitarras Gretsch, Rickenbacker y el bajo Höfner en sus amplificadores Vox y arrancaron con el riff deTwist and shout. Mientras, John Lennon se desgañitaba a placer tocado con un típico sombrero cordobés. Al finalizar el tema, Paul McCartney, en un casi perfecto castellano, saludó y presentó la siguiente canción, She´s a woman, en la que él llevaría la voz cantante.

Así, rápidamente, fueron desgranando uno a uno los temas de su repertorio: I´m a loser (Lennon: armónica y voz solista), Can´t buy me love (Macca: voz solista), Baby´s in black (Lennon y Macca), I wanna be your man (lo cantó Ringo), A hard day´s night (Lennon y Macca), Everybody´s trying to be my baby -de Carl Perkins- (George Harrison: voz), Rock and roll music -de Chuck Berry-, I feel fine(Lennon), Ticket to ride (Lennon y Macca), y Long tall Sally -de Little Richard-, que Paul McCartney interpretó como un poseso, concluyendo con ella la actuación de The Beatles en Madrid.

La gente pidió más, pero fue inútil. Torrebruno tuvo que hacer un quite final, despidiéndose en nombre de los artistas que habían intervenido, y todos y todas regresaron a sus casas con una sonrisa de oreja a oreja, aunque el show de los cuatro melenudos de Liverpool se antojó demasiado breve y sin vuelta al ruedo. A la salida no hubo ni incidentes ni altercados. Tampoco malos rollos con los grises (la policía uniformada franquista), que estaban a la que caía...



                 No recuerdo si quedaban entradas de 75 pesetas y tuve que comprar una más cara, el caso es que estaba arriba, casi en el último balconcillo de la Plaza de Toros de Las Ventas esperando que comenzara el concierto, nervioso y sin saber qué hacer. A mi lado otro chaval me animaba a bajar a ocupar otros asientos mejores en los grandes claros esparcidos por la Plaza, pero yo me resistía ante el miedo a que me echaran sin poder ver a mis ídolos.



                 Durante muchos años tuve guardada mi entrada y demás programas pero desaparecieron en alguna de mis múltiples mudanzas de casa se han perdido... o tal vez fueran a la basura en determinados momentos de ataques de limpieza ante la cantidad de papeles, libros y objetos varios que he ido acumulando en mis más de 25 domicilios (hasta el día de hoy).


                  Hasta que salieron al escenario The Beathes, después de una horrible y larguísima primera parte "amenizada" por el sin par Torrebruno y pitada hasta la saciedad las actuaciones de grupos tras grupos y cantantillos, incluidos Los Pekenikes, que recibieron nuestros abucheos ante la natural impaciencia, pensábamos ya que nos estaban entreteniendo porque los Beathes no iban a salir... 

                 Pero salieron después de un insufrible descanso en el que sí que nos bajamos hasta las últimas gradas altas del coso disimuladamente, con más miedo que vergüenza. Pero ¡por fin! "Señoras y señores, con ustedes ¡¡¡The Beathes!!!". Y aquí fué un griterío general que duró poco ante la incertidumbre de si nos harían desalojar la Plaza y suspender el concierto. Sentado, bailando sentado, moviendo mi flequillo sentado, aplaudiendo sentado estuve durante el cortísimo espacio que me pareció aquella actuación. ¿El programa? Realmente ni me acuerdo, algo decepcionado porque no identificaba los temas de "A Hard Day's Night" (Qué noche la de aquel día), película que había visto siete u ocho veces hasta el momento del día del concierto, no me sabía la mayoría de canciones que tocaron. A poco me supo, creo que a todos los pacientes espectadores nos supo a poco esa actuación de The Beathes.
Terminaron, saludaron y desaparecieron tras el teloncillo, sin bises ni salidas a saludar otra vez... Estuvimos esperando y esperando, renuentes a abandonar nuestros duros asientos hasta que con las luces de la Plaza encendidas nos dimos por vencidos y comenzamos a descender hasta la entrada principal de la Plaza.
Pero alguien dijo de ir hasta los corrales o los toriles para ver salir a los Beathes... ¡Qué ilusos! Antes incluso de que un minúsculo grupito nos dispusiéramos a dar la vuelta exterior a la Plaza de Toros ya estaban los "grises" a caballo disolviéndonos a porrazo limpio. Tuve que refugiarme en la boca de la estación del Metro de Ventas; allí, agazapados permanecimos hasta que el jaleo se calmó. Otro intento de acercarnos a la Plaza fue igualmente perseguido por los "grises" a caballo. Así que, dócilmente, con precaución y cruzando la calle de Alcalá me dirigí andando hasta mi casa, por la antigua Carretera de Aragón. No recuerdo si al final tomé el tranvía o llegué caminando. Excitado, alucinado, aturdido.

                 Cuando, al día siguiente -talmente hoy harán ¡¡¡50 años!!!- conté a mis amigos que había visto a los Beathes no me creyeron por más que les enseñara la entrada y les relatara todo el concierto. Un concierto al que pude asistir gracias a que mi madre me dió las quince pesetas que me faltaban para comprar mi entrada.
........................ 
© J. R. Ortega, 2015

miércoles, 1 de julio de 2015

Amordazados

(Study of a Reclining Male Nude.1786.  Jan Ekels ll. Dutch 1759-1793. drawing)

                  A partir de hoy, 1 de julio de 2015 dejaré de escribir en este blog ante la inseguridad de estar "cometiendo una falta o delito", porque ya lo dice el dicho: "Ignorantia juris non excusat" o "Ignorantia legis neminem excusat" que quiere decir algo así como "La ignorancia no exime del cumplimiento de la ley".
Así que, adios amigos. Hasta dentro de SEIS MESES (y un día).
..................
Juan Rodort